Skip to main content

En la amplia lista de especias capaces de generar grandes beneficios para el cuerpo, el jengibre está a la cabeza. Esta planta originaria del sudeste asiático, cobró vida específicamente en las selvas tropicales del sur de China, desde donde se extendió al resto del mundo. Y fue gracias a sus propiedades medicinales y su versatilidad en la cocina, que las antiguas civilizaciones griegas, romanas y egipcias, la adoptaron para el día a día. 

La parte del jengibre que suele utilizarse es el rizoma, que es el tallo que se desarrolla bajo tierra, y puede ser consumido fresco, seco, en jugo y en polvo. Su particular sabor picante y ligeramente amargo es producido por dos compuestos esenciales: los gingeroles y los shogaoles. La amplia mayoría de las cualidades medicinales de esta hierba provienen de estas sustancias, que tienen efectos antiinflamatorios, anti-estrés y antioxidantes. 

Los textos antiguos chinos e indios revelan que el jengibre se utilizaba como un remedio para problemas digestivos y también para aliviar náuseas y vómitos. Por eso, comúnmente se le recomienda a personas que están recibiendo quimioterapia y a aquellas que están transitando un embarazo. Incluso, en la medicina tradicional china, el jengibre se usaba para prevenir gripes y resfríos. Sí, ahora sabemos que preparar un té de jengibre para aliviar la tos, existe desde tiempos milenarios. 

Hoy en día, los estudios científicos confirmaron muchos de los beneficios para la salud de esta especia, que anteriormente solo se conocían a través de la medicina alternativa. Algunos de los más comunes, son: reforzar el sistema inmunológico; regular los niveles de azúcar en sangre; mejorar la sensibilidad a la insulina en personas con diabetes tipo 2; y estimular la función cognitiva y la memoria.

Otro de los factores positivos del jengibre es que ayuda a bajar los niveles de colesterol. El portal de salud Healthline dio a conocer una serie de estudios realizados en 2018 en los que, de 60 personas con hiperlipidemia, 30 que recibieron cinco gramos de polvo de jengibre cada día vieron reducir sus niveles de colesterol malo (LDL) en un 17.4%, en un lapso de tres meses. 

Es válido mencionar también que el jengibre mejora la circulación sanguínea, dado que contiene magnesio y cinc; su composición rica en vitaminas y minerales le brinda propiedades antioxidantes, favorables a la salud cardiovascular; y en el campo de la estética, se suele aplicar en mascarillas caseras para estimular la producción de colágeno, y en el cabello para eliminar la caspa, prevenir la caída, desarrollar su crecimiento y evitar la sequedad.

Al mismo tiempo, el jengibre es una planta muy conocida en el mundo del esoterismo, donde está asociada con los poderes del elemento fuego. En el universo mágico, se cree que conjura los poderes del Sol y de Marte para invocar la fuerza y poder del fuego, y aumentar el potencial y el chí de cada persona (en la filosofía china, el chí se define como “el flujo de energía vital”). 

Gracias a su conexión con el Sol, la raíz del jengibre se usa en pociones y hechizos para mejorar la salud de las personas. ¿La razón? Así como la canela, es considerada un catalizador, lo que hace que las situaciones sucedan más rápido. Además, dada su relación con el elemento fuego, el jengibre es un potente afrodisíaco, recomendado para mejorar las relaciones sexuales e incrementar la pasión. Para atraer el amor, se puede utilizar jengibre en polvo en determinados rituales, añadirlo en aceites de amor o mezclarlo con otros afrodisíacos como la canela. 

Como si esto fuera poco, se cree que cuando el jengibre se mastica, se come o se bebe con un té, aumenta la energía corporal y el poder de las personas para lograr sus objetivos. Esta planta también se usa para atraer prosperidad y alejar problemas económicos como la pobreza. Para esto, se debe plantar la raíz en la tierra y siempre mantenerla cerca. Un dato más: cuando la raíz del jengibre tiene la forma humana (es decir, se parece a un cuerpo), se considera mucho más poderosa. 

A pesar de que fue hallado en el sudeste asiático y en la antigüedad se comercializaba como una especia de lujo, hoy el jengibre se cultiva en países como China, India, Indonesia y Nigeria, y se convirtió en el ingrediente “must” de celebridades como Rihanna y hasta Rosalía, que admitió que siempre lleva en su cartera una raíz de jengibre para el té. Es hora de experimentar sus beneficios en casa.

Leave a Reply